Radio Califa regresa al Luarna

Recursos Multimedia Adicionales

El sábado  26 de abril de 2014, y luego de una categórica primera sesión de DJ, Radio Califa volvió al Luarna Lubre para participar en  una nueva velada de rock, que contaría con el concierto de la banda madrileña Black Fraggles, evento  que fue cubierto y transmitido en vivo por la página web de Radio Califa. 

 

Sobre las 21:00 horas el público asiduo y los seguidores  de la agrupación de Blues iban abarrotando el local y escuchando la prueba de sonido de la banda. Ya a las 21:30, hora pactada, la potente voz de Grace Slick en White Rabbit, uno de los himnos del Verano del Amor, marcó el punto de partida de un conjunto de canciones enmarcadas, básicamente, en el terreno del Rock Psicodélico y el Garage Rock. A continuación la posta fue tomada por  la banda peruana Traffic Sound con Simple, para luego dar paso a Love y su tema Orange Skies; gema extraída de su monumental Da Capo (Elektra, 1966). Sin embargo, el primer punto álgido de estos sesenta minutos de música vino con: Hard Coming Love, Psicodélico y I Had too much to Dream; tres canciones concatenadas brillantemente y que marcaron la transición, en esta sesión, del Rock Psicodélico al Garage Rock. 

 

El público iba aumentando, los Black Fraggles lucían listos para su actuación y disfrutaban de la música, hasta que Louie Louie, original de Richard Berry e  interpretada en esta ocasión por The Kingsmen, hacía estallar el Luarna entre cantos y aplausos. Ya, en la parte final de la sesión se pudo oír a los estadounidenses MC5 y New York Dolls, con Kick Out the Jams y Frankenstein, respectivamente.

 

Las ondas musicales, esparcidas por los altavoces, se desvanecían, era el momento propicio para que los Fraggles tomaran por asalto el recinto, y así fue. Los saludos de Carlos Ayuso, vocalista del grupo, arrancaban el concierto y sin perder tiempo él y sus colegas iniciaban una serie de rítmicos y enérgicos temas de Blues con rasgos reminiscentes de B.B. King y Robert Johnson. Entre tema y tema, Carlos  amenizaba el concierto con alguna broma o comentario  y también para destacar la labor  del Luarna y de Radio Califa; y es que el escenario era el idóneo: el local presentaba un lleno absoluto, los cinco músicos interpretaban sus temas en estado de gracia y el público respondía cantando. Tras una hora de música, Ayuso convocaba a los concurrentes a un descanso. El intermedio fue aprovechado para tomar  alguna bebida  y a su vez para compartir impresiones del concierto con los Fraggles y amigos.

 

La agrupación hizo esperar al público menos de lo pensado y subió nuevamente al escenario a las 00:00 horas, esta vez por espacio de cuarenta  minutos. La segunda parte del concierto fue tan intensa como la primera, temas compuestos por los madrileños, dotados del sonido diferenciador que le imprime la armónica de Gustavo, y desde luego con llegada al público, gracias a la carismática personalidad de su vocalista. El final estaría reservado para la presentación de los integrantes del grupo y los respectivos agradecimientos. 

 

La última parte de la jornada albergó divertidas entrevistas, charlas y dinámicas entre los concurrentes, el equipo del Luarna y el de Radio Califa. La programación musical continuaba y Richard, miembro fundador del Luarna, tomaba los mandos y no dudaba en complacer al auditorio con variadas joyas que constituyen la polimorfa identidad del rock, así se pudo  escuchar: Step On de Happy Mondays y Say Something de James,  recordando a la escena de Mánchester; Highway to Hell de AC/DC; I´m Eighteen de Alice Cooper; Paranoid de Black Sabbath; o uno de los mejores momentos a cargo de Suicide con Ghost Rider, Talking Heads con Psycho Killer y Ramones con Blitzkrieg Bop, evocando a bandas que tocaron en el CBGB.

 

La noche llegaba a su fin y lamentablemente junto a ella,  luego de 25 años, el bar Luarna Lubre de Leganés, se despedía. Tuvo como última noche la aquí narrada, y si bien, todos y cada uno de los momentos vividos perdurarán en la mente de los asistentes, se espera y desea  su pronto  retorno  para seguir  deleitando a nuevas generaciones con música, pero esta vez... por más de 25 años.

 

Sergio